Instituto de Procesos Cognitivos
y no Cognitivos

IPCynC
Consultoría
+ Coaching
+ P.N.L.
info@sumar-opciones.org   www.facebook.com/sumar-opciones (011) 3972-4133 / 15.5601-9090

       Conflictos de Pareja

Nuestra pareja es un proyecto de vida, y particularmente de buena calidad de vida.    Cuando tomamos la decisión de estar en pareja necesitamos desarrollar con la otra persona confianza, intimidad y validación.
Todo esto va generando un estilo de convivencia.   El desarrollo de esta estructura afronta distintas áreas de conflicto como la definición del poder, la toma de decisiones, la intimidad como elemento de la atracción física y también como apertura del ser interior, etc.
 
La capacidad de comunicarse y de resolver los conflictos sostiene la continuidad de la pareja.

 

 
En la selva, un tigre dormía a la orilla de un río. Al despertar vió en la otra orilla a otro tigre.   Se quedaron paseando cada uno de un lado del río, observándose en silencio, con miedo a interactuar.   A veces uno intentaba atravesar el río y regresaba porque el otro le gruñía para que no entrara a su territorio.  Finalmente uno de ellos se atrevió a pasar. El otro lo observó y le gruñó aún más. Cuando el tigre recién llegado trató de comer un trozo de carne que estaba ahí, el otro lo agredió con un zarpazo, y el agredido reaccionó tirándose al suelo, como indefenso, en esa actitud que en lo mamíferos indica entrega.   Entonces el otro ya no lo agredió, comió de su carne y le dejó algo al recién llegado.
Después de esto, caminaron por la selva y cazaron juntos. Caminaron juntos por la orilla del río buscando un nuevo territorio. Hubo algunos roces al buscar cada uno un espacio para dormir y al repartirse la comida. Algunas veces se dieron unos zarpazos, y alguna vez cedía uno y alguna vez el otro.   Ya no se lastimaban, se reconocían como compañeros.   Por momentos, uno de ellos se alejaba un rato, tranquilo de saber que si lo necesitaba, el otro andaba por ahí.   Los tigres habían aprendido a convivir y disentir.